BODEGA GONZALO BELTRÁN

LA TIERRA

El nombre de nuestro vino PEREZOSO hace honor al sistema de antiguas albercas, mediante las cuales se estancaba el agua para poder lavar las frutas y hortalizas de las huertas que componían La Nogalera.
A la vez, hace referencia a la filosofía de los vino que queremos ofrecerles. Vinos tranquilo, pausado, para disfrutarlo y deleitarse en buena compañía. Actualmente disponemos de dos fincas de producción:

Finca Nogalera

Finca Nogalera, es una finca de origen agrícola, vinculada a la familia Beltrán desde 1866, fue una huerta de regadío y frutales, con un importante sistema tradicional de cultivo en terrazas para el aprovechamiento de terrenos en pendiente, estas tablas se crean gracias a la acumulación de piedras que originan las huertas a distintos niveles, que se han mantenido llegando a nuestros días y que se restauran continuamente para mantener este legado de gran importancia agrícola.

Además del sistema de tablas tradicional, todavía se mantiene el sistema de riego antiguo, a través de la acequia que proviene del río Guadalevín. Esta acequia se divide en ramales que sirven para el riego por inundación de las distintas tablas.

La acequia principal y los ramales secundarios tiene un sistema conocido como “aguas perezosas” que corresponden a pilones en los cuales se estanca el agua para su posterior uso, estos “perezosos” se usaban antiguamente para el lavado de hortalizas y frutas recogidas, y así poder comercializarlas en el mercado de abastos de Ronda.

Este sistema de riego es un legado agrario heredado de los arqueo-cultivos de la Edad Media Andalusí. El paisaje es de gran importancia en nuestra finca, ya que el enclave en el que se encuentra es un lugar de enorme belleza, situada a los pies de la imponente pared del tajo, La Nogalera, puede ser observada desde los miradores del Parque de La Alameda de Ronda y forma parte del paisaje agrario de nuestras tierras andaluzas.

Finca Copero

Adquirida por la familia Beltrán en 2013, albergaba granjas de cerdos en los años sesenta. Conserva, además de su nombre, Cooperativa Agropecuaria de Ronda, restos de algunas naves y antiguas huertas de la zona como la Huerta Orozco.

Sus 4,5 hectáreas lindan con el río Guadalcobacín a su paso por la zona de La Indiana. Esta zona es rica en agua y sedimentos de ribera y eran ideales para llevar a cabo nuestro proyecto.

Decidimos plantar diversas variedades de uva: Viognier, Monastrell, Garnacha, Petit Verdot y Malbec; junto a algunas cepas de Pedro Ximénez para adaptarlas a esta zona.

Todo nuestro esfuerzo culminó con “Resilencia”, que hace honor a las veces que nos hemos caído y levantado. Igual ocurre con las parras después de la inundación de octubre de 2018, tumbadas y enterradas, pero vivas y esperando a ser rescatadas y ofreciendo lo mejor de ellas: sus uvas.

bodegas-GB-isotipo
¡Llámanos!
WhatsApp